¿Por qué leerle a mi bebé?

Beneficios de la lectura desde temprana edad:

Existen muchos beneficios, tanto para los padres, como para el bebé.  

Iniciar con la lectura en etapas tempranas del embarazo, ayuda a estimular los sentidos del bebé. Además de que puedes empezar a formar una rutina para antes de dormir. Estudios han comprobado que iniciar con una rutina para la hora de dormir, desde el embarazo, ayuda a un mejor sueño tanto para los padres como para los niños. 

Si tú ya tienes el hábito de la lectura,  puedes comenzar a fomentarlo en tu hijo. Lo cual en el futuro será beneficioso para su imaginación y vocabulario. 

El leer durante el embarazo puede ofrecer una conexión única entre los padres y el bebé.

Si tú no eres una lectora activa, puedes comenzar este nuevo hábito y descubrir lo maravilloso que puede ser la lectura, y lo mejor, es que no lo harás tú sola. Tu hijo puede ser la mejor motivación y ambos se lo disfrutarán.

Independientemente de cuál sea tu rutina, puedes encontrar y destinar un momento de tu día para poder leer para ti y para tu bebé. Escuchar a sus padres le transmitirá paz y lo ayudarás a conocer las voces de las personas que lo acompañarán y cuidarán durante toda su vida.  

¿Cuándo es el mejor momento para leerle a tu bebé?

El mejor momento para empezar a leerle a tu bebé, es a partir del cuarto mes de gestación. Busca un lugar donde te sientas cómoda, puedes escoger lecturas específicamente para niños, o lo que a ti te guste leer, ya sea que te relaje o te eduque. Respira de manera tranquila, pronunciando bien cada palabra, usando distintos tonos de voz. Métete en tu papel de lectora de cuentos, y añade emoción a tu narración. Todo esto es importante, tanto como escoger bien el tiempo de lectura. Generalmente cuando sepas que él está despierto, puede ser después de tus comidas.

Una vez inicies con este hábito, verás que es un placer que te brindará un escape de la realidad y te relajará. Así que, anímate y empieza a leer. 

¡Disfruten de la lectura en familia!